Volver a inspiración

Estos son los factores externos más perjudiciales para tu piel y tu cabello

Existen una gran cantidad de factores externos que afectan a la salud de tu piel y de tu cabello. Hoy repasamos los más importantes y te damos algunos consejos para protegerte.

Exposición a las radiaciones UVA

Tu piel y nuestro cabello sufren cada día la agresión de los radicales libres. Estos radicales son moléculas responsables del proceso de oxidación de los diferentes tejidos corporales.  En condiciones normales y con poca exposición a las radiaciones UVA, una piel sana tiene la capacidad para neutralizar gran parte de los efectos oxidativos de los radicales libres gracias a los antioxidantes. Sin embargo, si la exposición es intensa, este mecanismo de protección se debilita y la barrera es menos efectiva. En estas condiciones, la piel se vuelve más sensible y la probabilidad de dañarse es mayor. Igual que la piel, la fibra capilar también puede verse afectada por los rayos ultravioletas. Estas radiaciones tienen la capacidad de penetrar en la cutícula del cabello, modificar la estructura y provocar una deshidratación. Para proteger tu cabello de estos rayos te recomendamos utilizar un protector solar. Entre los productos de Salerm Cosmetics encontrarás el Salerm 21 Bi-Phase, un protector solar que se convertirá en tu mejor aliado para el verano.  

Cambios de temperatura bruscos y valores extremos

Tu piel y tu cabello también pueden verse gravemente afectados por cambios bruscos de temperatura y valores extremos.  Con el frío, los vasos sanguíneos se estrechan para conservar la temperatura y se reduce la secreción de las glándulas sebáceas esto provocando un aumento de sequedad en la piel. Con el calor y la humedad, las glándulas sudoríparas producen más sudor que puede favorecer la aparición del temido acné. Te recomendamos proteger tu piel con prendas adecuadas siempre que sea posible. El cabello tampoco se salva. El agua caliente abre la cutícula y provoca un exceso de sebo y cabello más graso. Para evitarlo, te recomendamos lavar tu cabello con agua tibia, y al acabar, exponerlo a 30 segundos de agua fría. El agua fría cerrará la cutícula del cabello y le aportará más brillo.   

Uso de productos agresivos

El pH de nuestra piel está entre el 4,7 y el 5,75. Algunos productos pueden alterar esta acidez y desbordar la capacidad de neutralización natural de la piel. La consecuencia de esta exposición puede ser muy grave y desembocar en una piel sensible o hipersensible. En estos casos, la piel será más susceptible a sufrir infecciones y enfermedades como la dermatitis atópica o la rosácea. El uso de productos cosméticos que respeten el pH de tu piel es sumamente importante. Infórmate bien antes de aplicarte cualquier producto y ten especial cuidado con las zonas más sensibles de tu cuerpo como el rostro.  

Lavado demasiado frecuente

Como ya hemos comentado, la piel sana tiene un pH ligeramente ácido. El lavado frecuente con agua del grifo (pH alcalino) puede alterar este pH y deteriorar la barrera protectora. Los dermatólogos recomiendan lavarse con moderación y utilizar productos que respeten el pH de la piel y el cabello.   

Una mala nutrición

Somos lo que comemos. Una dieta equilibrada es imprescindible para la salud de tu piel y tu cabello. Aunque no sigas una dieta estricta, existen algunas reglas de nutrición sencillas que pueden marcar la diferencia. En primer lugar, aumenta el consumo de frutas, verduras, cereales integrales y proteínas magras. En segundo lugar, toma vitamina C. Esta vitamina es un potente antioxidante que está presente en numerosos productos cosméticos. Por último, bebe abundante agua. Fácil, ¿no? Todos conocemos estas reglas, pero a veces se nos olvidan.   

Impacto de la contaminación

La exposición de nuestra piel a la contaminación altera gravemente su mecanismo de protección. La polución produce alteraciones cutáneas, reduce los niveles de vitamina E e incrementa el sebo. Además, la deshidrata y la hace menos resistente a enfermedades cutáneas.  La polución disminuye la calidad del cabello de nuestra melena, lo que provoca la descamación del cuero cabelludo y el deterioro de la cutícula. Esto afectará especialmente a cabellos grasos. Si tu cabello está sufriendo estas consecuencias, te recomendamos el Champú Scalp Care de Salerm Cosmetics. Con este champú limpiarás tu cabello de forma delicada eliminando el sebo y la caspa, que obstruyen el folículo piloso, y devolverás el equilibrio al cuero cabelludo.  No podemos evitar por completo el impacto de todas estas agresiones, pero creemos que es importante ser conscientes de ello y escoger productos cosméticos que prevengan y reduzcan el daño.     Y, si estás interesado en artículos como Estos son los factores externos más perjudiciales para tu piel y tu cabello o quieres estar a la última en las tendencias que se llevan, conocer trucos diarios para cuidar tu cabello o como lucirlo a la última, no dudes en seguirnos en nuestras páginas de  Facebook, Twitter, Instagram, YouTube y Pinterest.

 
    blog/post_list_images/imprescindibles-verano_miniatura_02.jpg
    Imprescindibles para el cuidado del cabello coloreado en verano
    Leer Más
    blog/post_list_images/hair-frosting_miniatura_02.jpg
    Hair Frosting: las mechas tendencia para un aclarado de efecto natural
    Leer Más