Volver a inspiración

Técnicas para utilizar correctamente la plancha

Sabemos que llevas usándola años y años, pero ¿lo has estado haciendo bien todos estos años? Para que quede un cabello liso y sedoso debes seguir una serie de técnicas y procedimientos. ¡Te los desvelamos! Siempre te ha gustado llevar la melena lisa y con movimiento. Tienes el cabello grueso y rizado y has pasado muchas horas con la plancha para eliminar a tu gran enemigo llamado encrespamiento. Los resultados te satisfacían pero nunca llegaban a la perfección. Ésto va a cambiar a partir de ahora. Te damos los mejores trucos y consejos para que puedas alisar tu cabello de forma segura y eficaz, evitando resecarlo o hasta quemarlo.

Material

No escatimes, busca siempre calidad y materiales que no resequen, en exceso, tu cabello. En este sentido, te recomendamos tanto las placas de titanio como las de cerámica. En el caso de las primeras placas, debes tener en cuenta que el titanio es un material muy ligero pero fuerte y resistente, lo que se traduce en una vida útil más larga de la plancha. Reparte el calor de forma homogénea en toda la placa, consiguiendo un trabajo más uniforme, se calienta más rápido y, por lo tanto, hay que pasar la plancha muchas menos veces, así como reduce la electricidad estática. En cuanto a las placas de cerámica, respetan el cabello dejándolo brillante y libre de electricidad estática. Resisten perfectamente los ácidos y otros productos fuertes que se utilizan en peluquería, así como permiten dar forma al cabello sin calentarlo en exceso.

Temperatura

Es interesante que la plancha tenga control regulable de temperatura para adaptar su potencia a cada tipo de cabello. En este sentido, recomendamos lo siguiente: . Cabello fino, procesado o frágil: de 80o a 115o C (160 a 240o F) . Cabello normal, fácil de alisar: 115o a 180o C (240o a 360o F) . Cabello grueso, rizado: 180o a 235o C (360o a 455o F)

Protección

Antes de proceder al planchado, es imprescindible utilizar un spray protector contra el calor como es el caso de Straightening. Gracias a sus componentes, protege el cabello térmicamente, actuando como film protector y facilitando y prolongando la duración del alisado.

Técnica

Antes de empezar, tenemos que asegurarnos que todo el cabello se encuentra totalmente seco y desenredado. Durante el proceso, separa cada mechón, empezando siempre por la raíz (ten cuidado de no quemar el cuero cabelludo), y deslizando hacia abajo. Si hilamos fino, la velocidad de la plancha es preferible que sea media, ya que si vamos lentos podríamos quemar el cabello y si vamos muy rápido, tendríamos que repetir la pasada varias veces.

Cuidados posteriores

Al acabar, te sugerimos utilizar un aceite como Arganology para dar un toque de brillo a la melena y nutrirla en profundidad. Gracias al aceite natural de argán y de algodón ofrece un extraordinario brillo, suavidad y luminosidad al cabello. Su fórmula revitaliza y lo fortalece, consiguiendo una textura terciopelo. También te será de gran utilidad utilizar dos/tres veces por semana una mascarilla súper nutriente como es el caso de la Mascarilla de Germen de Trigo. Indicada para cabellos secos o maltratados, nutre el cabello desde la raíz a las puntas. Su fórmula con aceite de germen de trigo aporta suavidad y vitalidad al cabello, asegurando resultados visibles desde la primera aplicación.¡Si sigues nuestros consejos obtendrás un cabello sano, liso y súper brillante!Y si estás interesada en artículos comoTécnicas para utilizar correctamente la plancha o quieres estar a la última en las tendenciasque se llevan, conocer trucos diarios para cuidar tu cabello o como lucirlo a la última, no dudes en seguirnos en nuestras páginas de  Facebook, Twitter, Instagram, YouTube y Pinterest.
    blog/images/recogidos-flequillo-novia-destacado.jpg
    Los mejores recogidos de novia con flequillo
    Leer Más
    blog/images/como-elegir-barba-destacada.jpg
    ¿Qué estilo de barba te favorece más?
    Leer Más